Información sobre vivienda y economía

IEE: "España es una economía muy dependiente de los tipos de interés y debe blindarse ante futuras subidas"

IEE
IEE

"España es tan vulnerable a una subida de los tipos de interés que si hay un cambio brusco será muy dañino para la economía. Por eso debe blindarse". Así de contundente se ha mostrado José Luis Feito, presidente del Instituto de Estudios Económicos (IEE), durante la presentación de un informe sobre la situación económica y las perpectivas para los próximos años.

Feito ha recordado que en los últimos años el PIB doméstico ha crecido con fuerza, y muy por encima de la media de la eurozona, acompañándose de la corrección de desequilibrios como el déficit público o el endeudamiento de familias y empresas, y la creación de empleo. Además, en los últimos años el crecimiento se ha apoyado en una política fiscal expansiva, en un petróleo bajo, un mayor protagonismo del sector exterior y un fuerte consumo interno. Pero si hay un factor que ha permitido a España crecer con alegría ha sido el contexto de bajos tipos de interés, que llevan desde primavera de 2016 anclados en el 0,0% y seguirán en ese nivel al menos hasta el próximo verano, según prevé el propio Banco Central Europeo. 

"España se ha beneficiado más que otros países de la eurozona de los bajos tipos de interés por la simple razón de que está más endeudada que la mayoría de ellos. Al reducirse los intereses de la deuda hemos tenido un mayor margen para reducir el déficit y para aumentar el gasto público. La economía es dependiente de los tipos de interés, ya que se han convertido en una fuerza muy expansiva para nuestra economía y han sido nuesto mayor soporte", ha explicado el presidente del IEE. 

El economista ha insistido en que España es vulnerable a una subida de los tipos de interés, sobre todo si no suben de forma suave. "El riesgo es que cuando llegue el momento del cambio, éste sea más brusco de lo previsto. Por eso es necesario blindarse", ha insistido. 

Desde el IEE recuerdan que, además del riesgo inesperado de una subida brusca de los tipos de interés, hay muchas incertidumbres bien conocidas que pueden afectar próximamente a la economía española, como por ejemplo las tensiones comerciales entre EEUU y China, y las tensiones geopolíticas que están surgiendo entre el Gobierno de Donald Trump e Irán. Además, sigue existiendo la posibilidad de que se produzca un Brexit duro y también está el factor petróleo, con el impacto que tiene en la factura energética para un país importador como España una subida de precios. En Europa también hay incertidumbres como las tensiones entre Bruselas y el Gobierno italiano, ante la negativa de éste de continuar apostando por la estabilidad presupuestaria. 

¿Y qué puede hacer el Gobierno para blindar a la economía de futuros momentos de tensión? Feito cree que para bloquear los riesgos a medio y largo plazo España debe tener una estabilidad política, una estabilidad presupuestaria y acometer más reformas.

"Necesitamos una disciplina fiscal porque seguimos teniendo un déficit elevado (fuimos el último país de la UE que salimos del procedimiento de déficit excesivo) y la deuda pública continúa cerca del 100% del PIB. También existe la imperiosa necesidad de reformar las pensiones para hacer el sistema sostenible y encauzar la deuda pública, así como llevar a cabo una reestructuración de los impuestos", ha aclarado.

En su opinión, sería positivo reducir la fiscalidad a la que están sometidas las empresas, así como reducir los tributos sobre el ahorro, el rendimiento del capital o el patirmonio. También aboga por aumentar el número de productos que están gravados con un IVA del 21%, el tipo más alto que existe, siguiendo la estela de otros países de nuestro entorno. Y es que, mientras la mitad del consumo en España está sometido a ese tramo, en otros países como Alemania afecta al 80% del consumo. Otra de las propuestas del IEE es aplicar el pago por uso en las carreteras, como ya sucede en otras partes de Europa.

Pero todo ello, advierte Feito, "exige estabilidad política, que es algo que no existe en España. Vamos a vivir un buen 2019, y probablemente un buen 2020, pero hay riesgos que nos pueden hacer mucho daño a partir de entonces, y solo se pueden afrontar con gobiernos estables. Y uno de los riesgos más importantes es que la fiesta se acabe de mala manera". 

Feito da la razón a la banca

Durante la presentación del informe, el presidente del IEE también ha querido lanzar un mensaje al Banco Central Europeo (BCE), después del cruce de declaraciones que se están produciendo entre el guardián del euro y los bancos. En los últimos días, el supervisor ha asegurado que los bajos tipos de interés suponen un beneficio para las entidades más que un perjuicio, ya que, aunque merma su rentabilidad, permiten que haya más demanda de crédito y que se reduzca la morosidad.

El sector financiero, en cambio, asegura que los mínimos del precio del dinero lastra su margen, sobre todo si tenemos en cuenta que la regulación internacional impone unos requisitos de capital cada vez más elevados. 

En este sentido, Feito ha criticado al BCE, de quien ha asegurado que "parece no tener una orientación clara". Recordemos que el organismo no descarta situar los tipos de interés en negativo, una propuesta sobre la que el economista ha dicho que "hay dudas sobre si es algo adecuado para impulsar la economía". 

El primer espada del IEE ha insistido en que "es peligroso deteriorar más el margen de la banca comercial si queremos que preste más, porque unos tipos de interés negativos limitarían sus posibilidades. La política del BCE daña la cuenta de resultados de los bancos y es contraproducente porque al final provoca que presenten menos".