Información sobre vivienda y economía

Renta 2017: estas son las deducciones autonómicas si has comprado o rehabilitado tu casa

Gtres
Gtres

La vivienda en propiedad es uno de los pesos pesados en la declaración de la renta por la variedad de incentivos fiscales que hay disponibles. Entre las deducciones que hay, destaca la desgravación estatal por inversión en vivienda habitual, pero sólo para las compras realizadas antes del 1 de enero de 2013. No obstante, la mayoría de las comunidades autónomas disponen de otros incentivos fiscales a la compra y reforma de la casa, salvo Madrid y Castilla-La Mancha. Hacemos un repaso de la tributación de la vivienda en propiedad en la Renta 2017.  

Andalucía

Aragón 

Asturias

Baleares

Canarias

Cantabria

Castilla y León

Cataluña

Extremadura

Galicia

Murcia

La Rioja

Comunidad Valenciana

Andalucía

Cuenta con varias deducciones en la renta 2017:

  • Ayudas a viviendas protegidas: 30 euros por los contribuyentes que hayan percibido ayudas económicas para la compra o rehabilitación de vivienda habitual protegida. Esta deducción sólo es aplicable una vez y se practicará en el periodo impositivo en que los contribuyentes hayan percibido la subvención o el primer año de su percepción. Los requisitos son que los ingresos anuales de la familia no excedan de 2,50 veces el IPREM en el caso de viviendas protegidas de régimen general y 5,50 veces el IPREM en las viviendas protegidas de precio limitado.
  • Deducción por inversión en vivienda habitual protegida: el 2% de las cantidades satisfechas por la compra o rehabilitación de la vivienda habitual. La base máxima de la deducción será de 9.040 euros. Los requisitos a cumplir son que la vivienda sea protegida, que los ingresos familiares no superen 2,5 veces el IPREM para viviendas de protección de régimen general y 5,5 veces el IPREM en las viviendas protegidas de precio limitado, y que la compra o rehabilitación sea posterior al 1 de enero de 2003.
  • Deducción por inversión en vivienda habitual para jóvenes (incompatible con la anterior deducción): el 3% de las cantidades satisfechas es deducible, hasta un máximo de 9.040 euros. Para disfrutar de esta deducción el contribuyente debe ser menor de 35 años; que la suma de las bases imponibles general y del ahorro (casillas 415 y 435) no deben superar los 19.000 euros en tributación individual y 24.000 euros en tributación conjunta; y que la compra o rehabilitación de la casa se haya iniciado a partir del 1 de enero de 2003.

Aragón

  • Deducción por compra de vivienda habitual por víctimas del terrorismo: la cuantía de la deducción es del 3% de las cantidades satisfechas. La vivienda nueva debe estar acogida a alguna modalidad de protección pública y debe ser la primera residencia habitual del contribuyente. El contribuyente debe ser considerado víctima del terrorismo o su cónyuge o pareja de hecho o hijos. Los conceptos de límite máximo son los fijados por la normativa estatal vigente a 31 de diciembre de 2012 para la deducción por inversión en vivienda habitual.
  • Deducción por adquisición o rehabilitación de vivienda habitual en núcleos rurales: el 5% de las cantidades satisfechas por la vivienda habitual del contribuyente, hasta un máximo de 9.040 euros, siempre que cumpla los siguientes requisitos: que tenga su residencia habitual en Aragón y que tenga menos de 36 años; que sea su primera vivienda; que esté situada en un municipio con menos de 3.000 habitantes o en una entidad local menor o en una entidad singular de población. Que los ingresos sean menores a 21.000 euros en declaración individual o 35.000 euros en declaración conjunta. Esta deducción sólo será aplicable a las compras o rehabilitaciones efectuadas a partir de 1 de enero de 2012.  

Asturias

  • Deducción por compra o adecuación de vivienda habitual para discapacitados: para contribuyentes con residencia habitual en Asturias se reconoce una deducción para discapacitados igual o superior al 65% y aquéllos con los que convivan sus cónyuges, ascendientes o descendientes con discapacidad, del 3% de las cantidades satisfechas durante el ejercicio en la adquisición o adecuación de la casa, con un máximo de 13.664 euros, excepción hecha de la parte de dichas cantidades correspondiente a intereses. En caso de que el contribuyente tenga un familiar discapacitado a su cargo, éste debe convivir con él al menos durante 183 días al año y no debe tener rentas anuales superiores a 7.519,59 euros.
  • Por inversión en vivienda habitual protegida: 113 euros por cada contribuyente que perciba ayudas económicas para la compra o rehabilitación de la vivienda habitual protegida.

Baleares

  • Por determinadas inversiones de mejora de la sostenibilidad de la vivienda habitual: deducción del 50% del importe de las inversiones que mejoren la calidad y sostenibilidad de las viviendas que sean las habituales, con un límite máximo de 10.000 euros anuales. Las inversiones deducibles son la instalación de equipos de generación de energía renovable, paneles solares térmicos, las inversiones de mejora de instalaciones de suministro y de mecanismos que favorezcan el ahorro de agua. Otro requisito es que la inversión suponga mejorar en un nivel la calificación energética de la casa. la base imponible no podrá superar los 30.000 euros en tributación individual y los 48.000 euros en tributación conjunta.

Canarias

  • Por donaciones en metálico a descendientes menores de 35 años para compra o rehabilitación de su primera vivienda habitual: la deducción es del 1% de la cantidad donada, con un límite máximo de 240 euros por cada donatario. La deducción es del 2% si el descendiente o adoptado es discapacitado superior al 33%, hasta los 480 euros, y del 3% si la discapacidad supera el 65%, hasta los 720 euros.
  • Por inversión en vivienda habitual: la deducción es del 1,75% si la base imponible general y del ahorro es inferior a 12.000 euros y del 1,55%, si la base imponible es superior a 12.000 euros e inferior a 24.107,02 euros.
  • Por obras de rehabilitación energética y reforma de la vivienda habitual del contribuyente: la deducción es del 10% de las cantidades destinadas a las obras de rehabilitación, hasta un máximo de 7.000 euros. El importe de esta deducción no podrá exceder el 10% de la cuota íntegra autonómica. Las obras de rehabilitación estarán destinadas a la mejora de la energía del inmueble, al aumento del rendimiento de las instalaciones térmicas o a la incorporación de quipos que utilicen fuentes de energía renovables.
  • Por obras de adecuación de la vivienda habitual para discapacitados: deducción del 10% de las cantidades satisfechas por las obras para adecuación para discapacitados.

Cantabria

  • Por obras de mejora: la deducción es del 15% de las cantidades satisfechas en obras en cualquier vivienda en propiedad siempre que esté en Cantabria, hasta un máximo de 1.000 euros (tributación individual) o 1.500 euros (tributación conjunta). Estos límites se incrementarán en 500 euros cuando el contribuyente es discapacitado. El tipo de obra tiene que ser con fines eficientes; una rehabilitación calificada como tal por la autonomía; una obra con empleo de energías renovables, o de instalación de infraestructuras de telecomunicación. Eso sí, la deducción sólo es aplicable cuando la obra se pague mediante tarjeta de crédito, transferencia bancaria o cheque, en ningún caso cuando se pague con dinero al contado.

Castilla y León

  • Adquisición de vivienda habitual por jóvenes en núcleos rurales: deducción del 15% de las cantidades satisfechas por la compra o rehabilitación de la vivienda habitual, hasta un máximo de 9.040 euros anuales. Los requisitos a cumplir son tener menos de 36 años, que la vivienda sea la habitual y de obra nueva, que esté situada en Castilla y León, que el valor de la vivienda sea inferior a 135.000 euros, y que los ingresos sean inferiores a 18.900 euros (tributación individual) o de 31.500 euros (tributación conjunta).
  • Inversión en instalaciones medioambientales y de adaptación a personas con discapacidad en vivienda habitual: el 15% de las inversiones, con un máximo de 20.000 euros, de las siguientes rehabilitaciones:
  1. Instalación de paneles solares
  2. Mejoras en los sistemas de instalaciones térmicas
  3. Las obras de accesibilidad para discapacitados
  • Adquisición de vivienda habitual de nueva construcción: para fomentar la compra de obra nueva hay una deducción del 7,5% de las cantidades satisfechas durante 2017, hasta los 9.040 euros anuales. Los requisitos son tener la residencia habitual en Castilla y León, que sea la primera vivienda, que la casa esté en esta CCAA, que sea de nueva construcción.

Cataluña

  • Por rehabilitación de la vivienda habitual: es deducible el 1,5% de las cantidades satisfechas en el período impositivo por la rehabilitación de la vivienda que constituya o vaya a constituir la vivienda habitual del contribuyente. La base máxima de esta deducción se establece en un importe de 9.040 euros anuales.

  • Tramo autonómico de la deducción por inversión en vivienda habitual: la región establece un tramo adicional de deducción a quienes hayan comprado o reformado una vivienda antes del 1 de enero de 2013. Se trata de un 7,5% de las cantidades satisfechas, cifra que escala al 15% si la inversión se ha realizado para adecuar la casa a personas con discapacidad. En el caso de algunos colectivos especiales (como haber estado en paro al menos la mitad del año pasado, tener un grado de discapacidad de al menos el 65%, tener menos de 32 años o tener un hijo) y de que la vivienda se comprara antes del 30 de julio de 2011, el porcentaje deducible es del 9%; eso sí, es necesario que la base imponible total no exceda los 30.000 euros en tributación individual.

Extremadura

  • Por adquisición o rehabilitación de vivienda habitual por jóvenes: la deducción es de un 3% de las cantidades satisfechas por menores de 36 años para comprar o rehabilitar una vivienda y que sea o vaya a ser su domicilio habitual. La deducción se amplía al 5% si la casa está en municipios de menos de 3.000 habitantes y siempre y cuando la inversión se haya realizado con posterioridad al 1 de enero de 2015. La base máxima de la deducción será de 9.040 euros, debe tratarse de la primera vivienda, la antigüedad de la casa debe ser inferior a tres años y la suma de la base imponible general y del ahorro del contribuyente no podrá superar los 19.000 euros en tributación individual ni los 24.000 euros en la conjunta. 
  • Por adquisición o rehabilitación de vivienda habitual por víctimas del terrorismo: las deducciones anteriores también están disponibles para quienes tengan la condición de víctimas del terrorismo (independientemente de su edad) o, en su defecto, y por este orden, el cónyuge o pareja de hecho o los hijos que vinieran conviviendo con las mismas. Al igual que en el caso anterior, la base máxima de la deducción será de 9.040 euros, debe tratarse de la primera vivienda, la antigüedad de la casa debe ser inferior a tres años y la suma de la base imponible general y del ahorro del contribuyente no podrá superar los 19.000 euros ni los 24.000 euros en tributación conjunta. 

Galicia

  • Por gastos dirigidos al uso de nuevas tecnologías en el hogar: la deducción es del 30% de las cantidades satisfechas durante el año pasado en concepto de cuota de alta y cuotas mensuales para el acceso a Internet mediante contratación de líneas de alta velocidad, con el límite máximo de 100 euros, tanto en tributación individual como en conjunta. La deducción solo puede aplicarse en el ejercicio en el que se firme el contrato de conexión. 
  • Por inversión en instalaciones que empleen energías renovables en la vivienda habitual: esto permite deducirse un 5% de las cantidades satisfechas el año pasado, con un límite de 280 euros por contribuyente. Ahora bien, para poder aplicársela es necesario que la instalación esté debidamente registrada por el instalador y que el contribuyente cuente con el presupuesto, las facturas y el justificante de pago. 

Murcia

  • Por inversión en vivienda habitual por jóvenes de hasta 35 años: un 5% de las cantidades aportadas para la compra, construcción, ampliación o rehabilitación de la vivienda habitual del contribuyente, incluidos los incluidos los gastos a cargo del adquirente y, en el caso de financiación ajena, la amortización, los intereses y demás gastos derivados de la misma. En este caso, la deducción es independiente de la fecha en la que se hayan aportado las cantidades, aunque el importe de la desgravación no podrá superar los 300 euros anuales. Además, hay que tener como mucho 35 años y que la suma de la base imponible y la del ahorro no supere los 24.107,2 euros. Para la compra o ampliación, la deducción se limita a casas nuevas.
  • Régimen transitorio de la deducción por inversión en vivienda habitual: pueden aplicársela los contribuyentes que practicaron la deducción entre 1998 y 2013. Así, la bonificación será del 2% en el cas de la compra de una vivienda nueva, mientras que el porcentaje sube al 3% para la compra siempre que la base imponible general del contribuyente menos el mínimo personal y familiar sea inferior a 24.200 euros y la base del ahorro no supere los 1.800 euros. 
  • Por inversiones en dispositivos domésticos de ahorro de agua: la cuantía asciende al 20% de las inversiones realizadas en dispositivos que ahorren agua, con un importe máximo de 60 euros anuales, mientras que la base de la deducción no podrá superar los 300 euros anuales. Es necesario que la vivienda sea la habitual del contribuyente y que exista un reconocimiento previo de la Administración regional sobre la procedencia de la aplicación de la deducción. 
  • Por inversión en instalaciones de recursos energéticos renovables: es deducible el 10% de las inversiones realizadas para instalar recursos energéticos procedentes de las fuentes de energía renovables siguientes: solar térmica y fotovoltaica y eólica, con el límite de 1.000 euros anuales (el importe máximo de la base de la deducción es de 10.000 euros). La deducción se aplica tanto para la vivienda habitual del contribuyente como para los inmuebles que tenga en arrendamiento, siempre que no tenga la consideración de actividad económica. Para acogerse a esta bonificación es necesario tener el reconocimiento previo de la Administración regional.

La Rioja

  • Por comprar, construir o rehabilitar la vivienda habitual en pequeños municipios: la deducción es del 5% de las cantidades satisfechas con un límite máximo de 452 euros por declaración con una base máxima anual de 9.040 euros, siempre que la casa se haya comprado, empezado a construir o rehabilitado a partir del 1 de enero de 2017. El contribuyente debe tener su residencia habitual en esta autonomía y la vivienda objeto de la deducción debe ser la habitual. 
  • Por rehabilitar la vivienda habitual: se podrá aplicar el 5% del dinero invertido siempre la casa esté en La Rioja y sea o vaya a ser la vivienda habitual del contribuyente menores de 36 años. El porcentaje escala al 7% si además de ser joven, su tributación individual es de hasta 18.030 euros (o 30.050 euros en la conjunta). Para los demás contribuyentes, el porcentaje deducible es un 2%. Pero hay más requisitos: la inversión debe haberse realizado antes del 1 de enero de 2013 y las obras deben haber terminado antes del 1 de enero de 2017. La base máxima de esta deducción se establece en 9.040 euros.
  • Por compra o construcción de vivienda habitual para jóvenes: los menores de 36 años podrán aplicarse en la renta una deducción del 3% de las cantidades que hayan invertido en la compra o construcción de una vivienda habitual dentro del territorio autonómico. En el caso de jóvenes con una base liquidable general inferior a 18.030 euros (o 30.050 euros en tributación conjunta), el porcentaje se eleva al 5%. Como en el caso anterior, la inversión debe haberse realizado antes del 1 de enero de 2013 y la base máxima anual de las deducciones es de 9.040 euros.
  • Por adquisición o rehabilitación de segunda vivienda en el medio rural: es aplicable un 8% de las cantidades invertidas para la compra, construcción, ampliación o rehabilitación de una única segunda vivienda, con un máximo anual de 450,76 euros. Eso sí: la casa debe estar situada en un medio rural y las cantidades invertidas deben haber sido satisfechas antes del 1 de enero de 2013.
  • Por obras de adecuación de vivienda habitual para personas con discapacidad: en este caso, la deducción aplicable es del 15%, siempre que la inversión se haya empezado a realizar con anterioridad al 1 de enero de 2013 y que las obras hayan finalizado antes del 1 de enero de 2017. La base máxima de esta deducción conjuntamente con la de rehabilitación de vivienda habitual se establece en 9.040 euros, mientras que la discapacidad debe ser probada.

Comunidad Valenciana

  • Por compra de la vivienda habitual a jóvenes de hasta 35 años o discapacitados: la deducción se basa en un 5% de las cantidades satisfechas, sin tener en cuenta los intereses, siempre que se trate de la vivienda habitual del contribuyente y que éste tenga como mucho 35 años. Al igual que en la normativa estatal, esta bonificación también se aplica a la construcción de la vivienda o a la ampliación de la misma. Y no son los únicos requisitos: solo podrán acogerse a esta ayuda en el caso de que la suma de su base imponible general y la base imponible del ahorro no supere los 15.039,18 euros, lo que equivale a 2 veces el IPREM. La deducción y sus condiciones también se aplican para las personas que tengan una discapacidad física o sensorial de al menos el 65% o del 33% si es psíquica, que debe estar probada en cualquier caso. 
  • Por cantidades destinadas a comprar o rehabilitar la vivienda habitual procedentes de ayudas públicas: la deducción es de 102 euros por contribuyente siempre y cuando las ayudas que haya recibido se han destinado efectivamente ala compra de la casa. En el caso de la rehabilitación, ésta debe ser calificada como actuación protegible. Es incompatible con la deducción anterior. 
  • Por apostar por la eficiencia energética: asciende al 20% de las cantidades invertidas hasta un máximo de 8.000 euros anuales por vivienda y contribuyente, siempre que la finalidad no esté relacionada con el desempeño de una actividad económica. Son deducibles las inversiones en instalaciones de autoconsumo eléctrico, de producción de energía térmica a partir de la energía solar, de la biomasa o de la energía geotérmica para generación de agua caliente sanitaria, calefacción y/o climatización; así como en instalaciones de producción de energía eléctrica a partir de energía solar fotovoltaica y/o eólica, para electrificación de viviendas aisladas de la red eléctrica de distribución. Es necesario el reconocimiento previo de la Administración autonómica, las obras debe llevarlas a cabo una empresa instaladora que cumpla con los requisitos reglamentarios y el contribuyente debe conservar los justificantes de gasto y pago. Si las inversiones se han financiado vía ayudas públicas no se tendrá derecho a esta deducción.
  • Por obras de conservación o mejora de la calidad, sostenibilidad y accesibilidad en la vivienda habitual durante 2017: la deducción es del 20% de las cantidades aportadas para la realización de las obras con posterioridad al 1 de enero de 2017 con un límite de 5.000 euros anuales. Las obras deben realizar en la vivienda habitual del contribuyente o en el edificio en el que ésta se encuentre y su objetivo debe ser la conservación o la mejora de la calidad, sostenibilidad y accesibilidad. Para acogerse a esta ayuda es necesario que la suma de la base liquidable general y del ahorro no superen los 25.000 euros en tributación individual o los 40.000 euros en la conjunta, aunque la cuantía deducible será íntegra para las rentas más bajas (23.000 euros individual o 37.000 euros en la conjunta). Las obras que se realicen en plazas de garaje, jardines, parques, piscinas e instalaciones deportivas y otros elementos análogos no se pueden contemplar en esta bonificación.
  • Por obras de conservación o mejora de la calidad, sostenibilidad y accesibilidad en la vivienda habitual efectuadas en 2014 y 2015: en este caso, se aplica un 10% a las cantidades satisfechas por las obras realizadas en 2014 y el 25% si se corresponden con 2015, siempre que se terminaran en dichos ejercicios, con un límite de 5.000 euros. Para acogerse a esta deducción es necesario que las obras se hayan realizado en la vivienda habitual o en el edificio en el que ésta se encuentre y que su objetivo haya sido su conservación, o la mejora de la calidad, sostenibilidad y accesibilidad. Al igual que en el caso anterior, para acogerse a esta ayuda es necesario que la suma de la base liquidable general y del ahorro no superen los 25.000 euros en tributación individual o los 40.000 euros en la conjunta. Las obras que se realicen en plazas de garaje, jardines, parques, piscinas e instalaciones deportivas y otros elementos análogos no se pueden contemplar en esta bonificación.