Información sobre vivienda y economía

Los precios de los chalets se encarecen más que los pisos en el año del coronavirus

Análisis por autonomías, provincias y principales capitales de la evolución de ambas tipologías

El precio de la vivienda usada a la venta subió un 1,6% interanual en enero para situarse en 1.786 euros/m2, como ya se avanzó a comienzos de este mes en el Índice de precios inmobiliarios de idealista. Por tipología de inmueble residencial, la vivienda unifamiliar ha registrado un mayor aumento de los precios que los pisos en un año marcado por la pandemia del coronavirus.

La vivienda unifamiliar a la venta en idealista ha visto crecer sus precios un 3,2% interanual en enero, hasta los 1.547 euros/m2 de media, mientras que los pisos se han mantenido prácticamente estables, y solo se han movido 0,7% al alza hasta marcar 1.888 euros/m2 de media nacional, según los datos del estudio de idealista/data.

En España predominan las viviendas tipo piso (64,6%) frente a las casas unifamiliares (35,3%), según los datos oficiales de Eurostat. Aunque si hacemos zoom se puede ver como esta variación cambia según la zona geográfica. En las ciudades, el 84,8% de la población reside en pisos frente al 15,2% que lo hace en casas.

En los pueblos y áreas residenciales a las afueras de las grandes ciudades españolas la proporción se iguala, creciendo las casas (41,3%) frente a los pisos (58,7%). Finalmente, en las zonas rurales se cambian las tornas y predominan, como en el resto de Europa, las viviendas unifamiliares (68,1%) frente a los apartamentos (31,9%).

Los expertos destacan que los grandes protagonistas del mercado de compraventa poscovid están siendo aquellas viviendas que aportan más espacio tanto interior como exterior, ahora que la mayoría de ciudadanos está pasando más tiempo en casa y muchos empleados pueden optar por el teletrabajo.

Comunidades Autónomas

Los precios de los pisos y los chalets fueron dispares entre las autonomías en enero, si los comparamos con los valores de comienzos de 2020. En nueve comunidades ha aumentado el precio de la vivienda horizontal, mientras suben a 10 si hablamos de los chalets.

Las mayores subidas de los precios de la vivienda unifamiliar se han registrado en La Rioja (5,6%), Baleares (4%), Andalucía y Comunitat Valenciana (ambas con 3,9%). Pero también se vieron caídas como en Castilla y León (-3,2%), Aragón (-2,2%) o Navarra (-1,5%).

Los principales incrementos de los pisos en enero se alcanzaron en Extremadura (5,8%), País Vasco (4%), Asturias (3%) o La Rioja (2,8%). Mientras que en Andalucía (-1,6%), Castilla y León (-1,4%) o Canarias (-1,2%) bajaron en el año del coronavirus.

Los precios más altos de los pisos a la venta se pueden encontrar en Madrid (3.115 euros/m2) Baleares (2.979 euros/m2), País Vasco (2.787 euros/m2) y Cataluña (2.536 euros/m2). Los más baratos, sin embargo, se ven en Castilla-La Mancha (963 euros/m2), Extremadura (1.038 euros/m2) y Murcia (1.046 euros/m2)

Por la parte de los chalets, los valores más alto se han alcanzado en Baleares (3.275 euros/m2), País Vasco (1.901 euros/m2), Madrid (1.883 euros/m2) y Cataluña (1.805 euros/m2). Por el lado contrario, los precios medios de las viviendas unifamiliares más asequibles se dan en Castilla-La Mancha (730 euros/m2), Extremadura (743 euros/m2) y Castilla y León (84 euros/m2).

Provincias

Si hacemos zoom a nivel provincial, 24 provincias vieron aumentar los precios de los chalets frente a 26 datos de caídas en el resto de las regiones. La situación de los pisos fue algo mejor, con 27 provincias en subidas frente a 23 caídas.

Viendo el mapa de la vivienda unifamiliar, los mayores incrementos se registraron en Málaga (10%), La Rioja (5,6%), Lleida (5,2%) o Cáceres (5,1%). Mientras que los descensos más pronunciados se pueden observar en Palencia (-8,4%), Huesca (-7,4%) o Córdoba (-5,4%).

Por la parte de los pisos, los aumentos más destacados se pueden ver en las provincias de Guipúzcoa (8%), Cáceres (6,8%), Badajoz (5,3%) o Cuenca (4,7%). Por el lado contrario, las caídas de precios de la vivienda horizontal más destacadas se han dado en Córdoba (-5,8%), Salamanca (-4,7%), Palencia (-4,4%) o Ciudad Real (-3,8%).

Entre los precios de los chalets más caros vuelve a encabezar la lista Baleares (3.275 euros/m2), esta vez seguido por Málaga (2.377 euros), Guipúzcoa (2.185 euros/m2), Girona (2.016 euros/m2) o Barcelona (1.931 euros/m2). Todo aumentaron sus valores en el año del coronavirus, salvo Guipúzcoa, donde ha caído un 1,7%.

La vivienda unifamiliar más barata en España se puede encontrar en Cuenca (560 euros/m2), Ciudad Real (608 euros/m2), Ourense (680 euros/m2) o Jaén (695 euros/m2), todos con caídas durante el último año.

Por la parte de los pisos, las provincias con precios más altos van desde los 3.298 euros/m2 de Guipúzcoa, los 3.115 euros de Madrid; los 2.979 euros/m2 de Baleares; los 2.969 euros/m2 de Barcelona o los 2.732 euros/m2 de Vizcaya. De estos grandes mercados, Baleares (-0,3%) y Barcelona (-1,3%) tuvieron caídas interanuales.

Toledo (808 euros/m2), Ciudad Real (861 euros/m2), Ávila (899 euros/m2), Jaén (932 euros/m2) y Cuenca (947 euros/m2) se anotan los precios de los pisos más asequibles del mercado.

Evolución precio de la vivienda por tipologia (% interanual). Enero 2021
Provincia Piso Chalet Provincia Piso Chalet
A Coruña -1,8% 0,5% La Rioja 2,8% 5,6%
Álava 1,9% 1,5% Las Palmas 0,4% 1,7%
Albacete -0,6% -0,5% León -2,1% -3,7%
Alicante 1,1% 3,9% Lleida -0,2% 5,2%
Almería 1,2% -1,3% Lugo 1,7% -3,6%
Asturias 3,0% -0,3% Madrid 0,3% 2,9%
Ávila 0,8% -2,1% Málaga -0,1% 10,0%
Badajoz 5,3% 0,9% Murcia -0,3% 2,6%
Baleares -0,3% 4,0% Navarra 2,7% -1,5%
Barcelona -1,3% 4,4% Ourense 4,5% -1,5%
Burgos 1,2% -2,7% Palencia -4,4% -8,4%
Cáceres 6,8% 5,1% Pontevedra 1,9% -0,3%
Cádiz 2,3% 0,7% Salamanca -4,7% 0,4%
Cantabria 1,1% -1,3% S/C de Tenerife -2,7% 3,5%
Castellón -0,2% -4,2% Segovia -0,2% -4,3%
Ciudad Real -3,8% -2,9% Sevilla -1,8% -0,4%
Córdoba -5,8% -5,4% Soria 3,2% 0,8%
Cuenca 4,7% -2,7% Tarragona -2,3% 0,4%
Girona 0,7% 3,6% Teruel 1,9% 1,0%
Granada -2,4% 0,4% Toledo 1,3% -1,0%
Guadalajara -1,7% 4,5% València 2,0% -1,3%
Guipúzcoa 8,0% -1,7% Valladolid 3,4% -4,5%
Huelva 2,1% 2,1% Vizcaya 2,3% 1,2%
Huesca -1,5% -7,4% Zamora -0,8% -1,9%
Jaén -1,5% -1,1% Zaragoza -0,9% -0,4%

Capitales de provincia

Las grandes bolsas de vivienda en España se concentran en las capitales de provincia. En las ciudades más destacadas, el precio de las casas por tipología también ha tenido una diferente evolución de los precios. Si nos vamos a Madrid, tanto los pisos (-1%) como los chalets (-1,2%) han bajado sus valores frente a 2020 para quedarse en 3.714 euros/m2 y 3.158 euros/m2, respectivamente.

En Barcelona, sin embargo, ha habido una heterogeneidad entre la caída de los pisos (-3,4%) y el incremento de los chalets (6,6%), que lo convierten en la capital con la vivienda unifamiliar más cara (3.973 euros/m2).

San Sebastián, la capital con los pisos más caros de España con sus 5.000 euros/m2 de media, ha aumentado sus precios un 4,8%, mientras que los chalets también suben un 4,2%, hasta los 2.866 euros/m2. Bilbao también ha visto elevar los precios de ambas tipologías durante el ultimo año, con 6% y un 4%, respectivamente.

Otra ciudad destacada es Palma, donde la vivienda unifamiliar ha subido un 5,1% hasta los 3.207 euros/m2, mientras que los pisos caen un 3,3% (2.863 euros/m2). Los pisos también han bajado en Sevilla (-3,1%) o Cádiz (-0,2%), pero suben en Las Palmas de G.C. (3%), Valencia (2,3%) o Málaga (1,9%).

Finalmente, entre los chalets en las capitales destacan las subidas de Vitoria (4,8%), Valencia (3,1%), Sevilla (1,9%) o Málaga (1,5%).

Aumenta el interés por las viviendas más grandes

El impacto de la pandemia del coronavirus tal vez no se ha notado tanto en la evolución de los precios, pero sí en las operaciones de compraventa, donde en la esperada caída (-17,7%) se ha anotado un mayor peso de la obra nueva y una subida en la compra de chalets. Un detalle que están notando las agencias inmobiliarias con el tipo de vivienda que se está demandando en el mercado.

“Creemos que la evolución del precio de la vivienda dependerá principalmente de las ayudas europeas, el desempleo y el proceso de vacunación”, afirma Constanza Maya, directora de operaciones y expansión de Engel & Völkers para España, Portugal y Andorra. “Es probable que se mantengan sin grandes cambios respecto a los niveles actuales.

Desde la inmobiliaria de alto 'standing' también destacan que se mantendrá la tipología de vivienda protagonista durante la pandemia, centrada en amplios inmuebles con posibilidad para teletrabajar y espacios exteriores: viviendas unifamiliares, pareados, adosados, así como pisos con jardines, terrazas o zonas comunes como piscina. “La demanda se desplaza a zonas donde existe esta oferta que, en muchos casos, se encuentran en las áreas metropolitanas alrededor de las grandes ciudades”, concreta Maya.

Un hecho que también constata Manuel Marrón Fuertes, consejero delegado de Gilmar Consulting Inmobiliario. “Sí hemos detectado un aumento del interés del comprador por encontrar viviendas en las afueras de las ciudades. El auge del teletrabajo, que ha venido para quedarse, ha propiciado que muchos trabajadores y empresarios apuesten por disponer de más espacio en su vivienda”. Este aumento del interés por casas más grandes y mejor dotadas no se le ve en las grandes capitales como Madrid, sino también en zonas como la Costa del Sol, Canarias y Baleares, destacan desde Gilmar.

Otro detalle de interés que destacan las inmobiliarias es la capacidad de atraer talento a España ofreciendo un alojamiento que cumpla con las características que buscan los teletrabajadores extranjeros, siempre esperando que se puedan abrir las fronteras y los vuelos vuelvan a la normalidad con la llegada de las vacunas contra el coronavirus.

“Una de las mejores cosas que tiene España es su clima, sus infraestructuras y sus servicios. Si hacemos ver a los empleados que ahora viven en Londres, por ejemplo, que pueden seguir haciendo su trabajo desde una casa en Málaga, en Alicante o en Vera, lograremos que el mercado extranjero vuelva a tomar impulso. Ahora, con un portátil y una conexión wifi se puede trabajar donde se quiera”, concreta Javier Sierra, presidente de RE/MAX España.