Información sobre vivienda y economía

La actividad inmobiliaria está en máximos desde 2008, según los Registradores

El índice de actividad superó en primavera los 117 puntos, su nivel más elevado en 13 años

Autor: Redacción

La actividad inmobiliaria deja atrás el parón provocado por la crisis del covid-19 y vive su momento más dulce de los últimos 13 años. 

Según el Índice de Actividad Registral Inmobiliaria (IRAI) que recopila el Colegio de Registradores y cuyo objetivo es analizar la evolución del sector tanto desde la demanda (transacciones e hipotecas) como desde el enfoque de la oferta (la actividad mercantil inmobiliaria), en el segundo trimestre de este año la actividad se ha disparado un 20,9% interanual, hasta situarse en 117,8 puntos, el nivel más alto desde principios de 2008.

"Se observa una clara recuperación de la actividad inmobiliaria tras los fuertes descensos que tuvieron lugar debido a la pandemia", explican los registradores, que añaden que la mejora experimentada en primavera "se produjo por el fuerte incremento en el área de propiedad (27%) debido fundamentalmente al aumento del número de compraventas (83,9%) y del número de hipotecas (33,5%), con un ligero descenso registrado en el precio de las compraventas (-4,5%) y un  aumento del importe de las hipotecas (14,6%)".

En 2020, y con la crisis del covid-19 como telón de fondo, la actividad inmobiliaria registró su peor resultado anual desde 2013, el momento más crítico que vivió el mercado de la vivienda en la crisis económica y financiera. Y fue precisamente en el segundo trimestre del año pasado, coincidiendo con el confinamiento más estricto de la población y el parón económico, cuando la actividad se desplomó más de un 11%. Este fuerte descenso, sumado al impulso de las ventas de casas y la firma de hipotecas de los últimos meses, explica la subida interanual histórica de casi un 21% registrada por el IRAI.

"Se confirman por tanto los valores positivos del primer trimestre, que acabó con un aumento más moderado del 1,4% sobre el mismo período de 2020. En 2018 se produjeron crecimientos en torno al 8%, que se moderaron en 2019, pansando a crecimientos sobre el 2%, incluso con algún trimestre de ligera caída", insisten los registradores. 

Los últimos datos oficiales apuntan a que la tendencia al alza podría mantenerse. De hecho, las ventas de viviendas y la concesión de hipotecas firmaron el mejor dato registrado en julio desde 2007. En términos absolutos, ambas estadísticas mensuales se mantienen en zona de máximos desde el año 2012.