Información sobre vivienda y economía

Devolución del IRPF por maternidad: hasta cuándo se puede solicitar y qué pasa si el ingreso no llega

Foto: Pixabay
Foto: Pixabay

Hacienda tuvo que crear de urgencia a finales del año pasado un mecanismo para que los contribuyentes pudieran solicitar la devolución de los impuestos que habían pagado de más durante las bajas de maternidad y paternidad.

Y es que el Tribunal Supremo dictaminó a principios de octubre que dichas prestaciones deben estar exentas de tributar vía IRPF. Tras la sentencia del Alto Tribunal, el Gobierno puso en marcha un formulario para que las madres y los padres reclamaran al fisco esas retenciones indebidas, aunque la medida solo afecta a los nacimientos desde 2014, que es el último ejercicio fiscal que no ha prescrito.

El plazo para solicitar las devoluciones se activó en diciembre para los afectados de los ejercicios 2014 y 2015, mientras que en enero se abrió el periodo para dos ejercicios fiscales posteriores.

A pesar de que no hay datos oficiales, la Agencia Tributaria reconoce que recibió un aluvión de solicitudes en las primeras semanas y sostiene que, de momento, “se está cumpliendo el calendario previsto”. En su día recalcó que esperaba tener pagadas todas las solicitudes en abril, mes en el que arranca la Campaña de la Renta 2018, y que el impacto total de las devoluciones rondaría los 1.200 millones de euros, incluidas las retenciones y los intereses de demora que pagará el fisco (a los contribuyentes que tuvieron una renta con resultado a pagar, mientras que los que obtuvieron un resultado a devolver no percibirán intereses). De media, las mujeres percibirán unos 1.600 euros y los hombres, en torno a 380 euros. [Calcula aquí tu caso]

Sin embargo, son muchos los contribuyentes que todavía no han recibido el ingreso por parte de la Agencia Tributaria en su cuenta corriente a pesar de que han pasado semanas desde que solicitaron la devolución. Para aclarar dudas, repasamos qué plazos hay para reclamar, quiénes pueden hacerlo y cómo funciona el proceso de devolución.

1. Cuántos beneficiarios hay

La Agencia Tributaria detalló que había 1,1 millones de contribuyentes a las que se le había aplicado el IRPF en las bajas por tener hijos entre 2014 y 2017, aunque desde el Sindicato de Técnicos de Hacienda (Gestha) ya alertaron de que no todos ellos eran potenciales beneficiarios. De hecho, calcula que apenas 17 de cada 100 de ellos percibirían la devolución.

¿El motivo? El "bajo salario que, en líneas generales, obtienen las mujeres", según Gestha. Sus datos apuntan a que el 83% de las madres trabajadoras perciben salarios inferiores a los 18.400 euros anuales, y como las empresas calculan las retenciones sobre los ingresos que realmente prevén pagar en los ocho meses restantes (el año natural menos las semanas de baja), esa cantidad se reduce hasta los 12.300 euros. En líneas generales (sin tener en cuenta deducciones por hijos, hipoteca o familiares discapacitados), no se aplican retenciones sobre rentas inferiores a 14.000 euros. 

2. Qué problemas están apareciendo

Como decíamos unas líneas más arriba, no todos los contribuyentes recibirán la devolución de las retenciones pagadas de más vía IRPF más intereses.

Según explica José María Mollinedo, secretario general de Gestha, “muchas personas esperan un dinero que nunca va a llegar, porque no saben que no tienen derecho a que les devuelvan el dinero”. En su opinión, y para evitar esta equivocación, “el Ministerio de Hacienda debía haber permitido a los contribuyentes consultar sus datos fiscales para que supieran de antemano si tenían derecho o no a la devolución”, lo que no solo hubiera evitado la frustración de muchos contribuyentes, sino que también habría facilitado el trabajo al fisco.

Por otro lado, desde Gestha reconocen que en las primeras semanas aparecieron varios problemas técnicos relacionados con los casos que afectaban a dos ejercicios fiscales distintos (por ejemplo, si el nacimiento se producía en diciembre, había que rellenar dos solicitudes diferentes). Además, fue necesario que el Gobierno aprobara un Real Decreto-Ley para poder integrar a los colectivos de la Administración, ya que no estaban amparados ni por la sentencia del Supremo ni por la regulación que hasta ese momento existía sobre el IRPF. Con el cambio normativo se eliminó la discriminación, pero tuvo que pasar un tiempo hasta que las mutualidades entregaron la información a Hacienda.  

El Sindicato de los Técnicos de Hacienda también sostiene que el proceso de devolver las solicitudes es de tal magnitud que el número de efectivos con los que cuenta la Agencia Tributaria es escaso, mientras que Hacienda afirma que están implicados en esta materia diferentes perfiles del organismo, desde informáticos hasta personal de gestión.

3. Cómo es el proceso de revisión y pago

El criterio que se había marcado inicialmente por la Agencia Tributaria establecía un plazo de 30 días para realizar el pago tras la recepción de la solicitud. Sin embargo, desde Gestha recalcan “es complicado que se pueda cumplir esa previsión”. En cualquier caso, Mollinedo insiste en que “una vez que el contribuyente pide la solicitud se interrumpe la prescripción, pero el pago material se puede demorar unos meses”.

¿Y de cuánto tiempo estamos hablando? Lo cierto es que no hay una respuesta concreta, sobre todo porque se trata de un proceso excepcional. En la declaración de la renta habitual, por ejemplo, Hacienda tiene hasta el 31 de diciembre para ingresarle el dinero. Si supera esa fecha, deberá pagarle unos intereses. En cambio, aclara Mollinedo, “en este proceso se aplican intereses desde el 30 de junio del ejercicio afectado hasta el día que se abone”.  

¿Y se da prioridad a las solicitudes o al año por el que se reclama? Lo que prima es el orden de las solicitudes, aunque con matices. Recordemos que este proceso no se está resolviendo a nivel nacional, sino que está en manos de las delegaciones territoriales de Hacienda, y que no todas las delegaciones reciben el mismo número de casos ni tienen los mismos efectivos. Estas son las cifras que maneja Gestha en cada autonomía:

Además, desde el fisco recalcan que los retrasos en el pago también se pueden deber a que sea necesario comprobar los datos de algunos contribuyentes, ya que no puedan ser resueltas de forma automática. Como decíamos unas líneas más arriba, no todas las solicitudes van a ser aceptadas.

4. En qué plazo se puede reclamar y cómo hacerlo

A pesar de que los plazos comenzaron entre diciembre y enero, los contribuyentes pueden solicitar la devolución siempre y cuando no haya pasado el periodo prescrito. Es decir, los contribuyentes que soliciten la devolución sobre el ejercicio 2014 tienen de plazo hasta el próximo 30 de junio, mientras que si el ejercicio 2015 el plazo finaliza en junio del año que viene. Y así sucesivamente.

Para presentar la solicitud, basta rellenar un formulario online muy sencillo, en el que basta con informar de datos como los datos personales del interesado, la fecha del nacimiento del hijo y el número de cuenta corriente para recibir el dinero.

PDF icon Descárgate aquí el formulario de la Agencia Tributaria

>> Consulta aquí las instrucciones de la Agencia Tributaria