Información sobre vivienda y economía

Las claves de la hipoteca fija de Bankinter: del interés a las comisiones y bonificaciones

El interés es del 1,45% si el cliente cumple una serie de condiciones. Vale para primeras y segundas residencias

Autor: Redacción

La guerra de los bancos en el terreno de las hipotecas fijas sube de nivel en pleno récord de contratación. Según los últimos datos del INE, el 56,2% de los préstamos para la compra de vivienda registrados en el mes de marzo fueron a tipo fijo.

Y entre las muchas opciones que hay para elegir se encuentra la hipoteca fija de Bankinter. Este préstamo puede contratarse a un plazo máximo de 30 años, vale tanto para una vivienda habitual como para una segunda residencia, tiene un amplio abanico de bonificaciones para mejorar las condiciones iniciales y establece un tipo de interés competitivo, pese a no ser el más bajo del mercado.

En concreto, el interés se sitúa en el 1,45% (2,07% TAE), siempre que el cliente decida aplicarse bonificaciones, como por ejemplo domiciliar la nómina o contratar los seguros de hogar o vida. En el caso de la domiciliación de los ingresos, Bankinter exige que estos sean de al menos 2.000 euros mensuales, mientras que en el seguro de hogar la cobertura debe ser de un contenido mínimo de 30.000 euros y el continente, de un importe equivalente al valor de tasación del inmueble.

En el caso de contratar el seguro de vida, el importe debe ser idéntico al del préstamo. Otra alternativa disponible es tener contratado y en vigor durante toda la vigencia del préstamo un plan de pensiones y realizar una aportación anual de al menos 600 euros.

La buena noticia es que, dependiendo del perfil del cliente, el banco personaliza las ofertas, aunque en ausencia de bonificaciones el tipo de interés de la hipoteca alcanza el 2,75% (3,06% TAE).

Estas condiciones son para las personas físicas residentes en España que quieran comprar vivienda, siempre que la operación sea de como mínimo de 30.000 euros y que la financiación no exceda el 80% del precio de compra o el valor de tasación de la vivienda habitual (el menor de esos dos importes) y el 60% en el caso de una segunda residencia. Además, el plazo de contratación de 30 años solo está permitido siempre que ninguno de los titulares del préstamo tenga más de 75 años cuando terminen de pagar la hipoteca.

También hay que tener en cuenta que la entidad cobra una comisión de apertura de 500 euros y que también penaliza la amortización anticipada, ya sea parcial o total. Al igual que las que establece de media el sector, la comisión es del 2% del capital reembolsado si el pago se produce durante los primeros 10 años de vida del préstamo, y del 1,5% a partir de ese momento.

Compara las mejores hipotecas en idealista/hipotecas y resuelve tus dudas con nosotros de manera gratuita.