Información sobre vivienda y economía

Así es el nuevo plan de Madrid para facilitar el acceso a una vivienda en alquiler a la clase media

Madrid / Gtres
Madrid / Gtres
Autor: Redacción

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, la vicealcaldesa, Begoña Villacís, y el consejero delegado de la EMVS, Diego Lozano, han presentado la nueva estrategia de vivienda para la ciudad a través de un nuevo plan municipal del alquiler. El objetivo es facilitar el acceso a un piso en régimen de alquiler a la clase media de la localidad que por sus ingresos no son considerados vulnerables, pero que tampoco ganan lo suficiente como para poder afrontar este gasto.

El Plan Integral del Alquiler -programa Reviva, Bono Vivienda, programa conFIANZA y el Servicio de Intermediación de Alquiler (SIA)-, pondrá a disposición de cooperativas, entidades de economía social y pequeñas empresas de parcelas de suelo de renta libre y la licitación en derecho de superficie para la construcción de vivienda en alquiler a precios asequibles, entre otras. El plan de alquiler, dotado con 30 millones de euros en tres años, fue aprobado por unanimidad por todos los grupos políticos que forman el consejo de administración de la EMVS.

Reviva Madrid

Su objetivo es poner en el mercado las viviendas vacías que miles de propietarios tienen en desuso para aumentar la oferta destinada al alquiler. De esta forma, el propietario cede su inmueble vacío a la EMVS durante un periodo de tiempo concreto, sin perder la titularidad del mismo. Lo hace con una serie de garantías y ventajas establecidas y lo más importante, percibiendo por ello una renta mensual independientemente de que la casa tenga o no inquilino.

Si la casa necesita reformas, la EMVS adelantará el coste de las mismas hasta un máximo de 45.000 euros a un 0 % de interés, un anticipo que el propietario irá devolviendo poco a poco descontándoselo de la renta que percibirá cada mes.

Cada propietario no podrá ceder más de cinco viviendas a la EMVS. Deben llevar vacías un mínimo de nueve meses (excepto si se trata de viviendas turísticas o si los inmuebles se quedan vacíos porque los titulares ingresan en alguno de los servicios sociales residenciales para la tercera edad) y el contrato de cesión será de un mínimo de cuatro años.

Bono Vivienda

El Bono Vivienda es una línea de ayudas destinada a los inquilinos que vayan a residir en las viviendas cedidas a la EMVS dentro del Programa Reviva. Estos inquilinos nunca pagarán más del 30% de sus ingresos por el alquiler, según informó idealista/news. Además, podrán recibir una ayuda directa (el bono) en función del número de miembros de su unidad familiar, sus ingresos totales y otros condicionantes.

Para tener opción al bono hay que cumplir dos requisitos básicos: llevar un mínimo de cinco años empadronado en Madrid y tener unos ingresos brutos, en función del número de miembros de la unidad familiar, de entre 3 y 7,5 veces el IPREM (entre 32.200 y 88.200 euros). Asimismo, hay unas condiciones que aumentan el bono.

Entre las condiciones generales están: ser menor de 35 o mayor de 65 años, tener una discapacidad igual o superior a un 33 %, tener una dependencia de grado II o III; tener hijos menores de 25 años dependientes económicamente; tener hijos que dependan económicamente (da igual la edad) si tienen un grado de discapacidad; o estar separado o divorciado con hijos. El bono se incrementa mucho más si además el solicitante cumple unos requisitos específicos, como ser familia numerosa o monoparental; tener una discapacidad igual o superior a un 65%; tener una dependencia de grado III, ser víctima del terrorismo o de violencia de género. En cualquier caso, el bono vivienda nunca podrá superar la cantidad de 900 euros, pero se establece, en todo caso, un alquiler mínimo de 450 euros.

ConFIANZA Joven

Por último, el plan quiere poner especial énfasis en los menores de 35 años a la hora de facilitarles el acceso a una vivienda en alquiler en el mercado privado. Para ello nace conFIANZA Joven, que consiste en anticipar a los inquilinos que lo soliciten la fianza (un mes) que les exige el arrendador. Luego el inquilino tendrá 24 meses para devolver este dinero a la EMVS sin tener q abonar intereses, según informa la EMVS y adelantó en exclusiva idealista/news.

Para acceder a esta ayuda, los solicitantes deben llevar empadronados en Madrid al menos cinco años; tener unos ingresos brutos anuales inferiores a cuatro veces el IPREM (lo que equivale a 37.300 euros brutos anuales) y que el contrato de alquiler entre propietario e inquilino esté gestionado a través del nuevo programa de intermediación de la EMVS, llamado SIA, que mejora y sustituye al servicio que existía ahora, el ALMA. Este nuevo servicio ofrece mejores garantías tanto al propietario como al inquilino.

Parcelas de economía social y cooperativas 

Junto a los programas de ayuda al alquiler de la EMVS, el Área de Desarrollo Urbano pone al servicio de los ciudadanos decenas de parcelas del Patrimonio Municipal de Suelo que se encontraban en el inventario del Ayuntamiento sin rendir servicio a la ciudad, circunstancia especialmente dañosa en un contexto de crisis económica y de empleo y de elevados precios de la vivienda.

Una de las actuaciones es la puesta en el mercado, a través de su enajenación mediante concurso público, de diez parcelas de uso residencial de vivienda libre para la construcción de viviendas colectivas en régimen de cooperativa. Son parcelas de más de 1.000 m2 para promociones de 35-50 viviendas. Esta licitación será validada por la Confederación de Cooperativas de Viviendas de España (CONCOVI), con objeto de tener todas las garantías que establece el modelo de cooperativa social.

En esta misma línea, el pasado 14 de enero se publicó en el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid la licitación para la venta, mediante concurso público, de 17 parcelas municipales de uso residencial libre en régimen de vivienda colectiva en los distritos de Arganzuela, Carabanchel, Ciudad Lineal, Puente de Vallecas, Tetuán y Villa de Vallecas. Son restos de suelo de planeamiento antiguo que tiene el Ayuntamiento desde hace 20 años y nunca hasta ahora han sido aprovechados. Se trata de pequeñas parcelas para construir alrededor de 100 viviendas, con un rango de tres viviendas en las parcelas más pequeñas y nueve en las de mayor edificabilidad. Está orientado a pequeñas promotoras o cooperativas y a la autopromoción.

Proyectos piloto

El Ayuntamiento está estudiando también nuevos accesos a la vivienda -cohousing, cooperativas de segunda generación, etc.- que darán lugar a concursos específicos a pequeña escala donde pueda estudiarse su idoneidad y viabilidad social. Se plantean edificaciones avanzadas en términos de sostenibilidad ambiental, con baja o nula emisión de CO2 mediante la integración de soluciones arquitectónicas de carácter pasivo y la aplicación de sistemas de ahorro energético.

Derechos de superficie

Por último, el Ayuntamiento sacará la licitación para la constitución de derechos de superficie para alquiler asequible sobre un total de 26 parcelas residenciales libres, confiando plenamente en la colaboración público-privada. Sobre estas parcelas se podrán edificar más de 2.500 viviendas, como ya adelantó en exclusiva idealista/news.

Estas viviendas de alquiler asequible responden a un concepto ya implantado en los países de nuestro entorno (affordable housing) y lo que se pretende es complementar la oferta de viviendas protegidas en alquiler con la puesta en el mercado de vivienda libre en alquiler con una renta asequible, que se determinará sobre la base de las rentas familiares medias existentes en cada distrito, de manera que el alquiler máximo no podrá suponer un esfuerzo mayor del 25 % de la renta familiar.