Información sobre vivienda y economía

Enrique López Granados (Caledonian): "Ninguna persona con formación propondría un límite del alquiler"

Enrique López Granados, presidente de Caledonian, recibe a idealista/news en las obras de una de sus últimas promociones situada en la calle Javier Ferrero (Madrid) para repasar la actualidad del sector y de su compañía. López Granados se muestra crítico con la posibilidad de que el Gobierno regule los precios del alquiler tras anunciar que planea entrar en el ‘build to rent’. Además, el directivo explica que han tenido que devolver casas por la crisis del covid, aunque asegura que los precios de obra nueva no van a descender durante este 2021 y el próximo 2022.

¿En qué momento se encuentra el sector residencial?

La pandemia está haciendo daño al sector inmobiliario, igual que a todos. Yo creo que la gente lo está pasándolo mal y eso implica que no se compran casas, o no todas las que se transaccionaban antes.

¿Cómo se va a comportar el precio de la vivienda durante 2021?

Bueno, la realidad es que el precio de la vivienda no ha remontado desde la crisis. En nuestro caso, seguimos vendiendo al mismo precio que hace diez años y yo no creo que vaya a remontar. Tampoco creo que vaya a bajar porque no hay margen para que baje. O sea, nosotros estamos construyendo para vender las casas y tener un margen operativo mínimo. Si se vendiera más barato, directamente no haríamos casas.

¿Cree que el precio de la vivienda de segunda mano sí bajará?

Es posible que se produzcan correcciones de entre un 2% o un 5%, tal y como apuntan varios expertos.

¿Qué va a ocurrir con la oferta y la demanda?

La oferta seguirá siendo moderada, como lo ha sido hasta ahora. Con respecto a la demanda, creo que la gente comenzará a buscar viviendas de calidad porque el covid-19 ha hecho que mucha gente se replanté el lugar donde vive.

¿En qué momento se encuentra Caledonian?

Nuestra compañía ha estado invirtiendo mucho en calidad para ser reconocida como una marca líder en el sector premium. Somos una empresa artesana porque realmente sólo tenemos tres promociones en venta. Esto es así porque hacemos las casas con mucho cariño.

La gente que ha vivido en la casa de Caledonia ya sabe que es otra liga, por así decirlo. También existe un fuerte interés de inversores y nuestra proyección para este año es de crecimiento. De hecho, tenemos más proyectos en mente para los próximos ejercicios, aunque todavía están en fase de estudio.

¿Cómo ha afectado el covid a la compañía?

Primero están las consecuencias económicas. La gente aunque tenga dinero no se ha lanzado a comprar una vivienda porque no quiere quedarse sin liquidez por si la situación financiera empeora. Luego hay otro efecto, que es el miedo al contagio. Nosotros tenemos todas las medidas anticovid-19, obviamente, pero existen más problemas para realizar visitas, porque tienes que concertar una cita… ya no es como antes que aparecías sin previo aviso y te enseñábamos la promoción, por ejemplo. Es decir, existe una logística complicada y eso también dificulta la tarea de la venta.

Aun así han cerrado operaciones durante el confinamiento, ¿verdad?

Sí, sí. Nosotros seguimos cerrando operaciones, obviamente, porque hay gente que quiere comprar. Hay inversores que tienen dinero y tienen que invertir, hay personas que necesitan una nueva vivienda… pero todo es diferente.

¿Cuál es el perfil del cliente de Caledonian?

Es un cliente más sensible y que reconoce la calidad. En este sentido hay inversores que buscan la rentabilidad que ofrecen nuestras viviendas, mucho más grandes que las de un chalet, y luego, por supuesto, la gente que compra una casa para ellos, que a mí me parece una decisión muy inteligente, porque es una especie de ahorro.

¿Cuál es la clave del éxito de la compañía?

Lo primero son décadas de experiencia porque aprendes de los errores y te da mucho bagaje. Y segundo, nuestra visión 360º. Tenemos nuestro propio estudio de arquitectura, estudio de ingeniería, nuestra propia constructora, nuestra promotora, nuestro departamento comercial y nuestro servicio postventa, que es fundamental. Es importante resaltar que nosotros seguimos dando el servicio postventa. Es decir, un cliente nos llama después de 20 años y nos dice: ‘la cocina se me ha roto’, y nosotros vamos y le cambiamos la cocina respetando los muebles y todos los elementos originales.

"Es una especie de mito lo de que el lujo no se ve afectado, porque la realidad es que el dinero es miedoso"

¿Cuáles son los planes de la promotora a corto y medio plazo?

A corto plazo, queremos vender las promociones que tenemos en curso y lanzar a final de año otra en el sur. A medio plazo vamos a empezar con viviendas asequibles en alquiler.

¿Cuántas construcciones tienen ahora mismo en ejecución?

Ahora mismo tenemos este proyecto de Javier Ferrero, que va a ser un icono de Madrid. La gente que ha comprado en Javier Ferrero no sabe lo que ha comprado, no se lo imagina. Luego tenemos los chalets de Aravaca, otro proyecto de viviendas en Ciudad Real. En oficinas también tenemos un edificio esperando licencia.

Este año vamos no vamos a entregar viviendas, pero sí en 2022 cuando daremos las llaves de Javier Ferrero, Ciudad Real y los chalets de Aravaca.

.¿Cree que el lujo va a sufrir menos la crisis del covid-19?

Yo creo que se verá igual de afectado que el mercado de la vivienda normal. Es una especie de mito lo de que el lujo no se ve afectado, porque la persona que tiene dinero es prudente. De hecho, gente que no tiene ningún problema económico me ha reconocido que tiene miedo a comprar una casa ahora. El dinero es miedoso.

¿Qué opina de la limitación del alquiler que propone Podemos?

Es algo que cualquiera que tenga formación no propone. Cualquier persona que haya estudiado un poco de economía, sabe que de ninguna manera el mercado se puede regular con una ley. Deberíamos pensar en aumentar la oferta porque a más oferta baja el precio. Si asustas a la gente, ¿qué efecto tiene? Que desciende la oferta. Al final, el problema es la demagogia de los políticos.

"Creo que el modelo de industrialización actual no es el futuro"

¿Qué le pediría al Gobierno?

Aumentar la oferta de viviendas a través de incentivos que provoquen que la gente que tenga una casa la ponga en el mercado y aportando seguridad en temas tan importantes como la okupación.

¿Qué opina de la industrialización en el sector residencial?

Creo que el modelo de industrialización actual no es el futuro. Bajo mi punto de vista, los esfuerzos deberían ir encaminados a mejorar el proceso de construcción. Las casas se construyen igual que hace 50 años y esto no puede ser. Por este motivo, habría que pensar como un ingeniero industrial y enfocarlo en el proceso constructivo y de optimización de recursos. Creo que ahí está la clave, no en fabricar cuartos de baño en una fábrica.

Recientemente, la Comunidad de Madrid les ha otorgado un galardón a la construcción sostenible, ¿por qué cree que han sido premiados?

La construcción sostenible es algo de lo que todo el mundo habla y se apunta el tanto, pero la realidad es que es muy cara. ¿Por qué? Porque tienes que atender a muchos aspectos. Debes de estudiar todos los aspectos de la casa, que no es ya la energía, que por supuesto es una cosa bastante obvia. Pero hay otras cosas igual de importantes como el reciclaje de la basura o tener en cuenta lo que haces con el agua, con la lluvia, con el contenedor de escombros de la obra… La construcción es una cosa que contamina mucho y a nosotros nos cuesta una fortuna ser muy ecológicos y tener una certificación Leed Platino.