Información sobre vivienda y economía

Las medidas en vivienda en el primer debate municipal a la alcaldía de Madrid

Gtres
Gtres

Arranca la lucha electoral por el Ayuntamiento de Madrid. El debate municipal hasta el 26 de mayo arranca con los seis principales candidatos a la alcaldía de Madrid Manuela Carmena (Más Madrid), José Luis Martínez-Almeida (PP), José Vicente ‘Pepu’ Hernández (PSOE), Begoña Villacís (Ciudadanos), Carlos Sánchez Mato (Madrid en Pie Municipalista) y Javier Ortega Smith (Vox).

Están son sus principales ideas en materia de vivienda de cada candidato:

Manuela Carmena (Más Madrid)

“Estamos construyendo 3.337 viviendas sociales y trabajamos sobre el derecho de superficie sobre 30 parcelas del Ayuntamiento de Madrid para levantar más vivienda social”, así arrancó la actual alcaldesa de Madrid el debate político. Esto supondría alrededor de otras 3.000 viviendas en alquiler asequible pero gestionadas por cooperativas o empresas de alquiler a precios asequibles.

“El anterior gobierno del PP había dejado sin viviendas sociales al Ayuntamiento. Hemos parado los desahucios que hacía el Ayuntamiento de sus pisos y les hemos dado una solución”, agregó Carmena que adelantó que sí sigue gobernando aplicará una ordenanza sobre emergencia social para personas sin trabajo para acabar con los desahucios. “El decreto de alquiler del pasado marzo es importante para los ayuntamientos, porque les abre la posibilidad de gestionar la solución habitacional de los más necesitados”.

En materia de Urbanismo, Carmena adelantó que harán hincapié en el desarrollo de la Operación Campamento y en los desarrollos del Sureste, uno de los principales ámbitos que más polémica han dado en este final de legislatura.

Carmena alabó su gestión para el desarrollo de procesos urbanísticos paralizados en los juzgados como la Operación Mahou-Calderón, las obras del nuevo Wanda Metropolitano o del Santiago Bernabéu, destacando que se está llegando al final de 25 años de paralización de la Operación Chamartín, ahora bautizada como Madrid Nuevo Norte, donde recordó que se van a construir 4.000 viviendas sociales o la Ciudad de la Justicia de Madrid.

José Luis Martínez-Almeida (PP)

Para el candidato del PP, que fue el partido más votado en las pasadas elecciones de 2015, “la política de vivienda es un fracaso de la política de Madrid. Siguen los desahucios y solo se han entregado 64 viviendas sociales por parte de la EMVS”.

Martínez-Almeida prometió construir 15.000 viviendas en los suelos propiedad del Ayuntamiento de Madrid, además de bajar los impuestos a los propietarios que alquilan una vivienda, con bonificaciones en el IBI.

En materia de alquiler cree necesario flexibilizarlo creando garantías y seguridad jurídica para los arrendadores y arrendatarios, impulsado la figura del arbitraje en el alquiler.

En materia de Urbanismo, su principal iniciativa será desbloquear los desarrollos del Sureste, con más de 100.000 proyectadas. Martínez-Almeida también criticó la falta de desarrollo de planes de rehabilitación como el Plan MAD-RE. “De los 120 millones presupuestados apenas se han utilizado 10 millones”, concretó.

El candidato del PP ha sido de los más críticos con el actual Gobierno de Manuela Carmena. Ha llegado a decir que “con los 800 millones de euros que Carmena ha dejado de gastar (pago de la deuda) se podrían haber construido 12.000 viviendas”.

 José Vicente ‘Pepu’ Hernández (PSOE)

El candidato socialista se estrena en un debate con las medidas en materia de alquiler y urbanismo. “La vivienda es el peor problema de Madrid y para ello es prioritario dotar a Madrid de un parque público de viviendas en alquiler además de crear un Observatorio de la Vivienda donde podrán participar todas las partes implicadas”

‘Pepu’ Hernández anticipó que pretende dotar a Madrid de mucha más vivienda en alquiler ya que “los jóvenes no pueden emanciparse halos 34 años y cuatro de cada 10 trabajadores tienen problemas para acceder a una casa”. Otra de las medidas del PSOE es sacar la vivienda desocupada al mercado, porque hay más de 160.000 viviendas vacías en la ciudad.

En el plano del Urbanismo, Hernández aboga por crear un nuevo PGOU más equilibrado y apostar por un “urbanismo de igualdad” potenciando un plan de rehabilitación y regeneración urbana.

“Se hace necesario potenciar la seguridad jurídica, la justicia social y calidad medioambiental. Por ello, queremos cerrar cuanto antes la herida del norte de Madrid con la Operación Chamartín, y que sea gestionada por un Consorcio para contar con un 50% de viviendas en VPO”.

El otro gran vértice de desarrollos urbanísticos son los ámbitos del Sureste “para crear dos grandes corredores verdes y vivienda asequible”.

Begoña Villacís (Ciudadanos)

Para la candidata de Ciudadanos, el mayor problema de la vivienda ha sido el aumento de los precios y de los alquileres, de hasta un 34% en el caso del precio. Para solucionar este problema pide más viviendas en la ciudad, con lo que crearían un Plan de choque para la agilización de los trámites urbanísticos.

“Hay que acabar con los retrasos en la concesión de licencias de construcción. El COAM lo dice, se tarda en conseguir la licencia entre 12 y 18 meses, cuando debería ser entre 3 y 6 meses. Por cada mes de retraso se suman 17.000 euros al precio final de la vivienda”, alertó la candidata de la formación naranja.

Entre las propuestas estrella de Villacís se encuentra el soterramiento de la Autovía A5 a su paso por Madrid, que supondrían mayores zonas verdes para la zona de Batán y Campamento. Permitir el desarrollo de las estrategias del sureste, con 55.000 viviendas con algún tipo de protección, y desbloquear definitivamente la Operación Chamartín.

Otro plato fuerte importante de Ciudadanos es el plan denominado ‘Alegra Madrid’ para la rehabilitación de más de 100.000 viviendas de la capital, la mayoría construidas en los años 60, y que necesitan una mejora, bajo la cooperación público-privada que se ampliaría con la recuperación de espacios públicos.

Carlos Sánchez Mato (Madrid en Pie Municipalista)

El anterior concejal de Economía del Ayuntamiento de Madrid se presenta ahora con bajo las sigas de IU ‘Madrid en Pie Municipalista’. Sánchez Mato aboga por potenciar la vivienda social para llegar a equipararse con el resto de Europa.

“En los futuros desarrollos urbanísticos de Madrid se tiene que reservar el 30% a vivienda pública”, afirmó después de destacar la situación de las últimas solicitudes para pisos sociales del Ayuntamiento. “Estamos en una situación de emergencia. Hubo 288 viviendas para 30.000 solicitudes de pisos sociales. Los jóvenes no pueden emanciparse y hay familias ahogadas por el alquiler a las que siguen desahuciando sin alternativa habitacional”.

El candidato de izquierdas también destacó que más que construir nuevos desarrollos se hace necesarios consolidar la ciudad construida con un plan de equipamientos públicos. “En nuevas viviendas como El Cañaveral faltan escuelas infantiles, colegios o institutos”, concretó. “Vamos a revisar el PGOU del PP”.

Sánchez Mató defendió su gestión presupuestaria alegando que “fueron capaces de bajar el IBI y a la vez bajar la deuda de Madrid. Y continuó “se puede bajar el IBI en 22 barrios, los más atacados por la crisis. Y lo hemos subido un poco para los grandes patrimonios. Y todo con superávit fiscal y bajando la deuda”, concretó.

Javier Ortega Smith (Vox) 

El candidato a la alcaldía del partido emergente Vox destacó que se han paralizado los grandes proyectos como Chamartín, después de rebajar el número de viviendas de las 17.000 previstas a apenas 12.000.

“Lo que hacen estas medidas es reducir el mercado, que produce especulación y un aumento de los precios. La vivienda social se queda en el tintero. No se apuesta por una decidida voluntad de favorecer a los más necesitamos. No se va a poner solución a la vivienda mientras no haya seguridad jurídica porque quien vive en Madrid necesita seguridad ante los okupas y proteger su vivienda”.

Las acciones contra la ocupación han acaparado el tiempo del candidato de la formación verde, que ha adelantado entre sus medidas la de permitir que viviendas de gran tamaño en el centro de Madrid, de 300 m2 o 400 m2 puedan dividirse en pequeños apartamentos para ofrecer más pisos en alquiler.

En materia de impuestos, Ortega Smith propone “reformar los valores catastrales, que con el alcalde Gallardón (PP) se multiplicaron por cinco. Y hay que terminar con la plusvalía y bajar la presión fiscal porque Madrid es la ciudad con mayor presión fiscal de España”.