Información sobre vivienda y economía

Juan Antonio Gómez-Pintado: “Ojalá no salgan adelante algunas leyes como la de vivienda”

El presidente de Asprima, que defiende los intereses de los promotores, se ha mostrado contundente a la hora de hablar de las posibles regulaciones que pretende implantar el Gobierno. “Nuestro sector está para dar respuestas sociales y no entendemos que alguien se empeñe en tomar ciertas actuaciones, a pesar de que organismos como el Ministerio de Economía o el Banco de España le avisen de que con esas medidas conseguirá el efecto contrario”, ha afirmado en clara alusión a la limitación del precio del alquiler que busca incluir Unidas Podemos en la futura ley de vivienda. 

Estas declaraciones se han producido después de que Gómez-Pintado dejara una las frases más rotundas que se han escuchado durante la primera sesión de la séptima edición del encuentro inmobiliario organizado por el IESE, Tinsa y Savills Aguirre Newman. “Ojalá no salgan adelante algunas leyes como la de vivienda”, se ha podido oír en una nueva e imponente sala magna del instituto. 

El ex-CEO de Vía Célere también ha tenido palabras para las administraciones autonómicas y locales. “A los ayuntamientos les da miedo modificar los planes generales urbanísticos, porque la gran mayoría piensan en un plazo de cuatro años y en el cómo van a afectar sus decesiones en las siguientes elecciones”, ha aseverado Gómez-Pintado. “Necesitamos que el urbanismo sea visto a largo plazo, pero con herramientas que nos posibiliten actuar en el corto plazo”, ha agregado. 

De todos modos, el máximo dirigente de Vía Ágora también ha criticado a su sector. “No hemos sabido vender nuestro sector. Los jóvenes no encuentran atractivo el inmobiliario y tenemos una falta de mano de obra alarmante”, ha esgrimido. Una ausencia de trabajadores cualificados que podrá vivir sus momentos más críticos en un futuro más cercano de lo que parece. “En muy poco tiempo se avecina Madrid Nuevo Norte, los desarrollos del sureste, los proyectos ‘build to rent’ y la actividad del día a día de la promoción tradicional… Se trata por tanto de un gran volumen de trabajo y ahora mismo ya tenemos un nivel crítico de mano de obra”, ha deslizado a los asistentes. 

En clave de retos, además de los ya mencionados, Gómez-Pintado también ha señalado a la rehabilitación. “Existe una gran cantidad de dinero que vendrá de los fondos europeos para la regeneración. En este sentido es importante señalar que de los 7.000 millones de los que se habla, yo creo que para la rehabilitación urbana se destinarán 3.400 millones. Es una cifra importante, pero lo que hay que hacer es plantearse cómo se va a distribuir”, ha apuntado. 

Además, también ha señalado la urgencia de convencer a las comunidades de vecinos de edificios residenciales construidos en los años 80 de la importancia de reformar sus inmuebles. “Tenemos que saber transmitir a estos propietarios de edificios con calificaciones F, y con edades en muchos casos avanzada, que es clave invertir, y en algunos casos endeudarse, para rehabilitar los inmuebles en materia de sostenibilidad. Es cierto que los fondos europeos van a sufragar parte de estos trabajos, pero no en todas las obras se cubrirán el 100% de los costes”, ha explicado. 

Madrid Nuevo Norte, ejemplo de sostenibilidad

Durante el primer coloquio centrado en la sostenibilidad de las ciudades también intervino Belén Piserra, directora de negocio de Distrito Castellana Norte, que defendió el papel de Madrid Nuevo Norte en este nuevo escenario urbanístico. “Tenemos un gran reto con un proyecto que aglutina a 500 propietarios y que busca que el 95% de los activos (oficinas, vivienda, retail…) estén a menos de 10 minutos del transporte público. En este punto pretendemos que la nueva estación de Chamartín se convierta en el punto donde pivote esta red de transporte”, ha aseverado Piserra. 

En este contexto también se ha debatido sobre el teletrabajo y su relación con al sector de oficinas. Juan José Bruguera, presidente de Colonial, ha relatado lo que ellos han vivido en el segmento ‘prime’ y ha pronosticado lo que ocurrirá cuando acabe la pandemia.

“La realidad es que el sector de oficinas ‘prime’ no ha sufrido demasiado las consecuencias del covid-19. En una encuesta realizada a los empleados de oficinas que tenemos alquiladas en París ha salido que el 82% prefiere volver a su lugar de trabajo cuando acabe la pandemia porque dicen que están más agotados, tienen menos sentimiento de pertenencia y son menos productivos. Creemos por tanto que no se va a producir una gran debacle. De hecho, nosotros hemos cobrado todas las rentas en 2020 y hemos mantenido la valoración de los activos”, ha explicado Bruguera.