Información sobre vivienda y economía
Inmonext 2016 -

De conceder más préstamos a mejorar el acceso a la vivienda a los jóvenes: los 6 grandes retos del mercado hipotecario

El mercado hipotecario, poco a poco, está remontando el vuelo... aunque los expertos insisten en que su horizonte todavía está repleto de nubarrones que puede lastrar su evolución futura.

En el marco de la conferencia inmobiliaria 'inmonext', Lorena Mullor, gerente de la Asociación Hipotecaria Española (AHE) ha dejado claro que existen numerosos retos vinculados a la concesión de hipotecas, a la capacidad de la banca de generar rentabilidad y mejorar su reputación y a los obstáculos legales a los que se está enfrentando.

Para Mullor, uno de los retos más evidentes es que la concesión de hipotecas acelere su ritmo de crecimiento. A pesar de que en 2015, según el INE, se firmaron casi 250.000 hipotecas (un 20% más que un año antes), la cifra actual de operaciones sigue muy lejos de los niveles registrados en pleno boom inmobiliario: entre 2004 y 2007 se superó el millón de préstamos hipotecarios por año. Ahora, por tanto, se está concediendo menos del 20% que entonces.

De cara a este ejercicio, la Asociación Hipotecaria Española apuesta por un repunte de entre un 15% y un 20%, en línea con 2015, lo que significa que 2016 podría saldarse con unas 300.000 nuevas hipotecas firmadas.

Otro de los retos, vinculado al anterior, es conseguir que el saldo vivo de préstamos hipotecarios sea positivo. Actualmente, y a pesar de las mejoras del mercado, las amortizaciones de los préstamos siguen superando a los nuevos créditos que se conceden. Esto explica que el volumen total se mantenga a la baja e impida a la banca aumentar sus ingresos vía intereses.

Hasta marzo, según los datos del Banco de España, el saldo vivo de préstamos hipotecarios se está reduciendo a un ritmo anualizado del 3,5% (en enero y febrero cayó un 3,4%), aunque Mullor cree que a finales de este ejercicio habrá crecimiento.

El tercer reto del mercado hipotecario es adecuarse a las circunstancias del escenario actual con unos tipos de interés en mínimos históricos que podrían estancarse en los niveles actuales al menos durante un año más.

"Durante los años precrisis, el volumen de préstamos creció a pasos de gigante, pero ahora es necesario que cada operación que se firme sea rentable por sí sola. Es necesario adecuar el mercado hipotecario y sus productos a las nuevas circunstancias financieras", sostiene la AHE.

Otra de las metas pendientes es la puesta en marcha de alternativas habitacionales dirigidas a jóvenes y las rentas bajas, dos colectivos que tienen muy difícil acceder a una vivienda. 

"En un plazo de tiempo no muy dilatado el mercado debería debatir alternativas de acceso de vivienda, ya sea el alquiler social, dar ayudas para la compra o a través de incentivos fiscales", señala Mullor. Recordemos que 5,2 millones de menores de 30 años no pueden ni comprar ni alquilar una casa de acuerdo con los datos del Consejo de la Juventud.

Siguiendo con los retos pendientes, la AHE recuerda que la banca sigue inmersa en una crisis de reputación, a pesar de que el sector, más allá de los errores que ha cometido, también está intentando apoyar la recuperación del sector.

"La imagen y la reputación del sector es otro de los problemas, pero no podemos olvidar que se ha creado un fondo social de vivienda y que las entidades han hecho un esfuerzo enorme para refinanciar la deuda de miles de hogares. Aun así, pensamos que el sector debería invertir más dinero para lavar su imagen y reforzar su mensaje en defensa propia", recalca.

El último reto importante en el horizonte es la intensa judicialización que se está prodciendo sobre, por ejemplo, las cláusulas suelo. 

La gerente de la Asociación Hipotecaria recuerda que la normativa referente a las cláusulas suelo, a los avales o los intereses de demora acaba siendo reinterpretada en los juzgados, lo que tiene consecuencias nefastas para el sector. "Todo lo que está avalado con el marco jurídico anterior se cuestiona y esto da inseguridad. Si continúa la intensa actividad de judicialización, el mercado se acabará haciendo ineficiente", concluye Mullor.

Ponencias: