Información sobre vivienda y economía

La vivienda poscovid: en la periferia, con terraza y espacios adaptados al teletrabajo

Unsplash
Unsplash

La pandemia y el confinamiento de la población han provocado nuevas tendencias en el sector residencial. En este sentido, numerosos estudios realizados en el último año reflejan como la terraza, o en su defecto un espacio exterior, se han convertido en requisitos fundamentales a la hora de buscar una nueva vivienda. Además, las zonas periféricas ganan protagonismo con respecto al centro de la ciudad por el auge del teletrabajo, que también es un factor clave en la búsqueda de una nueva casa.

El efecto del covid con respecto a las preferencias residenciales de los españoles no tardó en manifestarse. De hecho, en mayo del pasado ejercicio ya se podía esbozar la casa poscovid, según las nuevas necesidades de los españoles. “Con piscina, jardín o terraza y, como elemento principal, que tenga buena conectividad”. Esta fue la petición más repetida por parte de la gran mayoría de futuros compradores de vivienda durante los dos primeros meses de estado de alarma, según los Apis. Un nuevo escenario que se resume con una frase: de la urbe a la ‘urba’, porque ya entonces se comenzó a presagiar un aumento del interés por grandes urbanizaciones, con espacios abiertos en zonas periféricas de la ciudad.

La realidad es que esta tendencia se ha mantenido durante el último año tal y como demuestran datos arrojados por diferentes estudios y por idealista/data. En este sentido destaca como en el pasado mes de junio creció el interés por comprar un chalet (4,2%), por los pisos de cuatro o más dormitorios (3%) por los pisos con jardín y piscina (1,7%). Ocho meses después, el apetito por encontrar pisos más grandes en zonas menos céntricas se ha consolidado. Así lo demostró, por ejemplo, un informe de Kronos Homes que aseveró que siete de 10 españoles prefiere vivir a las afueras de la ciudad. A la hora de describir con sus propias palabras la casa de sus sueños, el público encuestado por la promotora reclama tener jardines o terreno, casas tipo chalet o unifamiliares, la disponibilidad de más espacio o que tenga piscina.

Esta tendencia hacia pisos más grandes también se pudo observar en un estudio de idealista a finales del pasado octubre donde se reflejaba la vivienda más buscada por los españoles durante el mes de septiembre: pisos de más de 100 m2 por menos de 191.000 euros. Estas nuevas preferencias en las búsquedas se trasladaron finalmente al mercado el pasado mes de noviembre, cuando la venta de chalets marcó máximos históricos, según los datos de los Registradores de la Propiedad. En concreto, durante el tercer trimestre del pasado ejercicio el 20,4% de las viviendas que se transacciones fueron de esta tipología.

Durante este tiempo, promotoras como La Finca han conseguido lanzar promociones que se asemejan mucho a las nuevas necesidades y que incluso han publicitado como “sus primeras viviendas poscovid". Proyectos donde existen las denominadas ‘covit room’, que son espacios de 14 m2 equipados para realizar videollamadas sin molestias ni ruidos, según afirman desde la propia compañía.

Las terrazas, también en el alquiler

El segmento del alquiler también ha vivido este fenómeno de la búsqueda de espacios abiertos y terrazas. De hecho, sólo tres meses después de decretarse el estado de alarma aumentaron un 14% y un 13% los usuarios de idealista que buscaban arrendar una vivienda en Madrid y Barcelona, respectivamente, durante el mes de abril frente al mes de febrero. Además, los inversores se han interesado más que nunca en comprar pisos para alquilar con una buena rentabilidad. Una moda que extensible al futuro a medio y largo plazo si se atiende a un dato ofrecido por la consultora Atlas Real Estate: España tiene proyectadas más de 90.000 viviendas bajo el modelo ‘build to rent’ hasta 2028. En paralelo, JLL ha explicado en su último informe que un 40% de los españoles vivirá en alquiler en los próximos años.

Ciudades poscovid

Los arquitectos, actores fundamentales del negocio, también han dibujado su casa poscovid en clave casi de petición a la administración, porque la gran mayoría apuestan por disminuir la burocracia y por viviendas más flexibles. De hecho, prestigiosos profesionales como Rafael de la Hoz o Carlos Lamela afirman que llega una época de inversión pública en residencial, donde hará falta muchas menos burocracia en España y viviendas más abiertas y flexibles.

Por su parte, un ‘colega’ de la profesión, el famoso diseñador industrial Karim Rashid, ha diseñado la que sería su casa del futuro tras el paso de la pandemia: económica con vista 360 grados a su alrededor y con mucho espacio tanto dentro como fuera de la vivienda.

La casa de los sueños de Rashid, bautizada por ‘Disk House’ es una casa futurista pero económica en el campo. "Encerrado en Nueva York, me hizo fantasear con construirme una casa futurista pero económica en el campo con vistas de 360 ​​grados", comentó Karim Rashid en su perfil de Facebook.

Estudios de arquitectura como Guallart Architects, con sede en Barcelona, han ido más allá y se han atrevido a esbozar lo que será la ciudad pospandemia. La compañía presentó su proyecto para el diseño de una ciudad autosuficiente poscovid en la nueva ciudad china de Xiong'an. Titulado ‘La ciudad autosufiente’, el nuevo modelo de urbe se basa en un espacio hecho totalmente de madera donde se mezclan los bloques urbanos tradicionales de Europa con las torres de China.

En mitad del ‘brainstorming’ que ha supuesto el diseño de la vivienda pospandemia hay una tipología que ha comenzado a vislumbrar su consolidación: las casas prefabricadas o industrializadas. Un sector en el que puedes encontrar viviendas por menos 50.000 euros, chalets de lujo por más de dos millones de euros y en el que promotoras como Aedas han apostado hasta el punto de anunciar su primero proyecto industrializado en altura, según publicó en exclusiva idealista/news.

En este sentido, José Antonio Tenorio, científico titular de CSIC en el Instituto de Ciencias de la Construcción Eduardo Torroja, afirma que el coronavirus ha supuesto un gran impulso para las casas prefabricadas y la industrialización. El interés por este tipo de vivienda se ha multiplicado durante el confinamiento y la oferta ya se prepara para lo que Juan Antonio Gómez-Pintado, presidente de Asprima, calificó en una entrevista en idealista/news como “el gran revulsivo poscovid-19”.

Nuevos diseños que afectan a la rehabilitación

Pero el covid también ha afectado al diseño de las casas ya construidas a través de la rehabilitación. En este sentido, la aseguradora Línea Directa afirmó a finales de 2020 que hasta 3,9 millones de hogares españoles habían realizado o iban a realizar próximamente algún tipo de reforma en su propiedad. Uno de los últimos informes de Andimac, la patronal de este sector, también respalda esta moda. En este caso, de su informe del pasado verano se desprende que el porcentaje de interesados en mejorar sus viviendas en nuestro país supera en 10 puntos la media comunitaria, alcanzando al 61% de los hogares de España. Es decir, seis de cada 10 piensan en realizar obras en sus viviendas, tras el confinamiento provocado por la pandemia del coronavirus.

Datos que podrían mejorar en los próximos ejercicios después de que el Gobierno anunciara en octubre que utilizaría una buena parte de los fondos europeos para rehabilitar medio millón de viviendas en tres años. Entre las reformas en la vivienda hay una que promete convertirse en un mantra tras el paso del coronavirus: recuperar las muchas terrazas que en su momento se cerraron para ganar espacio interior. En este caso es importante conocer aspectos como la necesidad de obtener un permiso del ayuntamiento en cuestión o de contar con un técnico habilitado para evitar ninguna sorpresa, entre otros consejos y obligaciones.

El teletrabajo y la vivienda

En este escenario también aparece la necesidad de habilitar espacios para teletrabajar ante el auge de este fenómeno. Sin necesidad de tener que utilizar el pico y la pala, la compañía Contel ofrece hasta 10 diseños inspiradores para montar un despacho en casa a partir de 500 euros.

Además del teletrabajo hay otros aspectos que han cambiado nuestros hábitos y estilos de vida en casa. Las palabras clave serán relajación, intimidad y comodidad. Lo conseguirás mezclando colores, eligiendo el estilo y los accesorios adecuados. En este informe de tendencias elaborado por Westwing, especializada en decoración del hogar, cuentan ocho tendencias de decoración para este 2021. Por su parte, los expertos de Houzz recomiendan dar importancia, más que nunca, a los colores, a las formas y a los materiales del hogar.